10.11.11

Reflexiones previas a la siguiente escena - Irene Sánchez Carrón



El verdadero mérito de muchas acciones consiste en saber esperar.

Saber esperar es, en muchos casos, uno de los grandes méritos
de ser hombre.

Es preciso especializarse en esperar

un turno,
un día,
una escena,
el momento.

Entretanto, esperar.

La gente pasa.

Es preciso seguir esperando.

El pensamiento persigue a la voz que atravesó la tarde
o al sonido de unos pasos que se acercan,
se paran,
vacilan
y, por fin, se pierden.

En la espera se sueña,
se alargan amores,
se manosean recuerdos.

Una historia progresa a fuerza de desechar posibilidades
que juntas
serían otra historia.

Es posible vivir todas las posibilidades
mientras se espera
lo único posible.

El tiempo pasa.

El verdadero mérito de muchas acciones consiste en saber esperar.


Irene Sánchez Carrón (Navaconcejo - España 1967)

6 comentarios:

f dijo...

mmmno se.
a veces la espera desespera.

abrazo
f

vera eikon dijo...

Quizás más que esperar la cosa está en hallar el ritmo...saber que existe un ritmo para cada instante. Bico

guille dijo...

Cada situación tiene su "tempo".

Lo ideal es no precipitarlo o demorarlo.

Dicho eso, mis "tempos" son muy cortos.
Y lo dice alguien que espera muy bien (pero solo por respetos a los "tempos" ajenos).

flamel dijo...

La esperanza se cultiva con la paciencia del saber esperar mas allá de ansiedades e intolerancias.
esperar con la certeza de que en esa semilla esta latiendo el fruto.
besos

Nina dijo...

Últimamente me carcome la ansiedad, y se me esta haciendo taaaaaaaan difícil esperar...

Hoy la espera me desespera.

Besote grande, grande.

PD: Me lo llevo para alguna entrada =)

VirginiA Dsvn dijo...

me encantó! por eso la paciencia es una virtud