25.3.15

Centro



Y que el amor nos arma y nos desarma como quiere
nos muerde, nos lame y nos arranca la carne.
Nos acaricia, nos calma y nos mueve del centro.
Y que ahi vamos caminando como podemos
como queremos cuando podemos.

Y que la vida es ésto, que las sensaciones llegan y se van y que llegan otras y que estamos solos y que siempre estamos menos solos de lo que creermos y que también que bueno es estar solo y pasar por el espejo y reconocerse y que a pesar de los raspones y machucones no me canso de sentir.

Que la sinceridad es paz en algún otro idioma, pero que significan lo mismo.

Que las noches van y vienen, que vamos y venimos, que la cama se tiende y se destiende cada mañana.

Que la piel extraña, que la piel rechaza, que la piel reconoce, que la piel se nos renueva un poquito todos los dias.
Que estar vivo es reir y llorar y sentir siempre un poco de nostalgia en alguna parte del cuerpo.

Que cuando el corazon aprisiona no solo deja marcas sino que nos empuja a un reconocimiento dorado de nosotros mismos.

Que no siempre hay que ser fuerte, que también está bien permitirse ser débil, que podemos luchar contra la corriente o dejarnos llevar por ella.

Que siempre hay mas de una opción, en todo, en todos.


Que la tristeza y la alegría son las caras de una misma moneda
y mientras pasa el tiempo me juego la vida  que esto no puede ser otra cosa que ser feliz.


Isabel De Sosa Viera (Uruguay 1983) ©

4 comentarios:

Carmela dijo...

Cuanta verdad, Isa. Y que hermosamente expresado.
Un beso.

Isa dijo...

Gracias Carmela, siempre estas cerca :)

Andres dijo...

Que hermosa manera de interpretar la vida! increible escrito

Lasinverso dijo...

Marcho con una inyección de energía y buenas vibraciones.
Me encantó el poema