22.9.11

Nadar a oscuras - Ariadna Garcia


      Fotografía Barbara Cole


Con esa propensión a la tristeza
de quien está encerrado en un poliedro
voy bordando en mi carne los contornos
de un débil corazón deshidratado.

Tu gemido nocturno
golpea raíles del recuerdo
y enciende carbones
de la desesperanza.

Narcótico en la lengua
tapizo los minutos
con álbum de sueños:
tus piernas enlazadas a mis piernas.

Un temblor de estampida entre los muslos,
nuestra ropa en el suelo;
ácido que taladra
la noche como un túnel
y deja con coágulos el alma

Necesito una urgente transfusión
que deje aristas
de mi pulso hacia ti
reducidas a polvo.

Coseré las costuras
de estas horas deshechas
mientras juntas las piezas
del puzzle de mi cuerpo.


Ariadna García (Madrid - España 1977)

4 comentarios:

El Joven llamado Cuervo dijo...

Y entre piernas enlazadas se van uniendo los fragmentos nuestros, un ratito nomás-

Vera Eikon dijo...

Ahora pienso en unas piernas futbolísticas....Y me gusta la imagen del comentario de Cuervo. Pero pienso en fragmentos como los de un mosaico. Porciones muy pequeñas para estar mucho tiempo uniéndose, de un modo preciso y delicado. Porque para componer un mosaico se precisa de mucha destreza.
Por cierto, que creo que "arista" es una de mis palabras favoritas cuando hablamos de cuerpos...
Bico

C C RIDER dijo...

Después de cubrir esa necesidad, se acaban perdiendo los pendientes o lo que es peor, el hilo de la ausencia.

Saludos Isza.

EMMAGUNST dijo...

mucho dolor! los recuerdos hacen estragos, maldita depresión pos...