12.9.11

Efímeros



Efímeros y volátiles como el tiempo
No somos ni siquiera un cuerpo,
el cuerpo perece.

Nada tangible en nosotros permanece.
Somos nuestras convicciones
somos las relaciones que cultivamos
somos el amor que recibimos
reciclamos y damos de vuelta.
Somos nuestra forma de "ser".

Nuestro cuerpo termina en escombros,
como una casa vieja no habitada se derrumba...

Al final solo seremos un recuerdo
efímero y volátil como el tiempo.


Isabel De Sosa Viera  - Isza ©

11 comentarios:

vera eikon dijo...

Me gustó mucho el poema, Isza. Sobre todo estos versos "Nuestro cuerpo termina en escombros,
como una casa vieja no habitada se derrumba...". Precisamente por lo efímeros que somos, me parece que lo único que tiene valor es el instante. Aunque pueda sonar contradictorio...Bicos

El Joven llamado Cuervo dijo...

Absolutamente. Este es un tema que da vueltas por mi cabeza todo el tiempo. Somos algo? Podemos, de verdad, "tener" algo?

Nina dijo...

¡Me encantó!

Besote enorme, que tengas una linda semana.

:Isza: dijo...

Hayy que lindos comentarios!!!! me encanta entrar y encontrarme con tan lindas palabras...

Si supieran lo que me llevo a escribir esto... fui a una expocisión de cuerpos humanos disecados (eso dicen) que anda dando la vuelta al mundo, tuve sentimientos encontrados, un poco de angustia, curiosidad, etc... de todos esos pensamientos entrecruzados salió este escrito..

Vera: Muchas gracias!! que lindo que te halla gustado :)

Joven llamado Cuervo: Este tema tambien da vueltas por mi cabeza muy muy seguido...

Nina: Gracias a ti también!
besote! =)

Laiseca Estévez dijo...

Que linda imagen, una visión efímera,
¿un alma tal vez?
me gusta, es volátil un abrazo fuerte Isza.

TORO SALVAJE dijo...

Me has hecho recordar un poema que escribí hace tiempo:

AL FINAL.

Al final siempre quedará el vacío/
no importa lo felices que fuimos/
tampoco si nos arrasaron las lágrimas/
atrás quedaron cuadernos escolares/
mil fiestas de dulces cumpleaños/
el amor devorándonos la inocencia/
años en flor, años de invierno/
caricias que ni tan solo nacieron/
caricias que brillaron más que el sol/
nuestros genes mezclados y legados/
los primeros relámpagos inesperados/
las tormentas que nos inundaron/
aquellos que estaban y se fueron/
aquellos que vinieron y nos despedirán/
amigos engullidos por la nada/
la íntima soledad como fiel compañera/
la herida inesperada que no se cierra/
el desgarro como horizonte aceptado/
la memoria esculpida en el corazón/
latiendo tiempos y espacios fallecidos/
ecos y fantasmas en fugaz visita/
en nuestra noche de cuna desamparada/
el cuerpo acusado y condenado/
en el juicio que jamás se gana/
la última luz cegando el último suspiro/
y nuestro recuerdo deshilachándose/
barrido por el viento del olvido.

Besos.

:Isza: dijo...

Gracias Lai!!! busqué la imagen que crei que iba mejor, depende como la mires lo que se ve... =)

Toro: que hermoso poema has escrito!!!
"caricias que brillaron más que el sol..."

Her-mo-so!

Gracias por pasar por aqui,
saludos!

EMMAGUNST dijo...

Te estás largando Isza! ya había leído algunas palabras tuyas y la lengua se está disparando! Te felicito, no dejes de hacerlo, que nada te frene.
Rescato la frase que Vera.

(cómo me engañó la foto!!!) interesante.

Un abrazo

axis dijo...

Coincido con Emma,
también me engañó la imagen!
En cuanto al poema, me gustó mucho, lo efímero de las cosas y nuestras ansias de querer traspasar ese estado de transitoriedad.

Besitos Isza!!!

VirginiA Dsvn dijo...

Por eso tengo que creer en Dios... muy elevadas palabras Isa, me gustó mucho!! Besosss

:Isza: dijo...

Gracias Emma!!! me encanta que te guste y tu comentario me da para adelante!! =)

Axis: gracias por tu comentario y tus lindas visitas diarias =)

Vicky: que bueno que te gusto! y yo tambien creo en Dios...