26.4.11


Si en todos los idiomas de la tierra existe la palabra felicidad,
es verosímil que tambien exista la cosa, siquiera a modo de esperanza o nostalgia.
A veces, al doblar una esquina o al cruzar una calle, me ha llegado, de no sé donde, una racha de felicidad. La he recibido con humildad y agradecimiento, y no he tratado de explicármela, porque sé que a todos nos sobran los motivos de tristeza.


Jorge Luis Borges

2 comentarios:

Curiyú dijo...

este Borgie, siempre amargándome un poco la vida.

VirginiA dijo...

justo, justo...ayer me preguntaba ¿cómo era ser feliz?