15.4.11

Ponerle un bozal al corazón - Belén Reyes





Y no hay más que sentarse y esperar que suceda.
Ponerle un bozal al corazón.
Meterte en los ojos dos esponjas.
Suturarte los poros.
Quitarle los bafles al deseo.
Dos tapones de cera en los oídos.
Un somnífero al sexo y una amnesia.
Tragarte los versitos. Atarte las caricias.
La leche calentita... y un peluche en el pecho.
Que conozco la copla.
Y no hay más que sentarse y esperar que suceda.
Quién nos cubrió de besos azules y promesas.
Quién abrió nuestro cuerpo y nos sorbió la esencia.
Quién reprochó constante nuestra muda presencia.
Quien nos amó a lo loco... nos dejará a lo bestia.




Belen Reyes (Madrid - España 1964)

4 comentarios:

Curiyú dijo...

Es un ratito. Después, viene otra chica a llenarnos los ojos y el corazón siempre es medio ciego.

::Isza:: dijo...

Un corazón enamorado carece de ojos eso es cierto...
Tambien es cierto que el dolor es un rato, a veces mas largo, a veces mas corto en el tiempo...

Saludos!

emmagunst dijo...

Corazones callados, corazones enamorados, amores perros, dolores malditos...pero TODO pasa, TODO.

Besos Isza!!! gracias por acompañarme siempre! Un abrazo.

(aguante Belén Reyes, Miriam Reyes y todas las españolas aguerridas que escriben de p. .. madre!!!)

VirginiA dijo...

"quien nos amó a lo loco, nos dejará como bestias"...y cuando amamos a lo loco, no nos contentamos con "amar un poco".
Divino este poema, pensé que era tuyo, no se porque...jeje.